domingo, 29 de enero de 2012

FERNANDO LLORENTE: Justo a tiempo



A lo largo de muchos años la selección española adoleció de tener delanteros de verdadero nivel. En aquellos años en los que el combinado podía disponer de grandes porteros como Arconada o Zubizarreta, defensas de la talla de Gordillo, Camacho, Hierro o Nadal y jugadores creativos como Míchel, Martín Vazquez, Butragueño o Guardiola, se conformaba con delanteros que coyunturalmente hacían buenas temporadas como Manolo, Salinas, Kiko, e incluso se llegó a nacionalizar a Pizzi.
En los años de cambio de siglo los españoles encomendaron su referencia ofensiva a un delantero habilidoso pero sin envergadura como Raul y a un goleador como Morientes que siempre tuvo dificultades para ser titular en sus respectivos equipos. No es de extrañar que hasta hace poco el tercer máximo goleador histórico fuese un defensor: Fernando Hierro...


No hay comentarios:

Publicar un comentario