domingo, 8 de enero de 2012

MATHIEU VALBUENA: Los inescrutables caminos del fútbol español



OTRO ESPAÑOLITO

La historia empieza a ser un clásico contemporáneo: Un español aficionado al fútbol lleva a su hijo adolescente a que le hagan unas pruebas pero el equipo lo rechaza por no tener la talla mínima (mide menos de 1.70). Pero el chaval es muy bueno técnicamente, con un regate endiablado y un gran control de balón y va abriéndose paso a través de equipos mediocres donde sus excelente cualidades van aflorando hasta llamar la atención de un equipo grande que decide que ese pequeño futbolista puede ser el chip de una maquinaria compuesta por grandes piezas de acero. Lo que empezó siendo un componente que añadía variantes al equipo sigue progresando y en el curso en el que cumple los 28 años acaba siendo la estrella del equipo, el creador de contextos para el que los demás son variantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario